Trump defiende a la policía y sigue evadiendo el tema del racismo



El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió una vez más a la policía de Texas, esquivando su pronunciamiento sobre el racismo y la brutalidad policial tan esperado después de semanas de protestas que sacudieron al país.

Desde el inicio de las manifestaciones, el mandatario republicano alabó la "ley y el orden", pero se mantuvo muy discreto sobre la indignación, la ira y la necesidad de un cambio que se apoderó de decenas de millones de ciudadanos tras la muerte del afroestadounidense George Floyd bajo las rodillas de un policía blanco.

Sin entrar en detalles, mencionó un decreto en preparación para "alentar" a la policía a ser lo más profesional posible. Pero defendió esto último, haciendo hincapié en la necesidad de una fuerza policial "más fuerte".

¿Qué dijo Trump?

"Siempre hay ovejas malas donde quiera que uno vaya. Y puedo decirles que no hay muchas en la policía", aseguró, nuevamente reivindicando su controvertida fórmula sobre la necesidad de "dominar las calles".

"Debemos trabajar juntos para luchar contra la intolerancia y los prejuicios dondequiera que estén, pero no progresaremos ni curaremos nuestras heridas al etiquetar erróneamente a decenas de millones de estadounidenses honestos como racistas o intolerantes", cerró.

Publicar un comentario

0 Comentarios