Joven con coronavirus cuida a sus abuelos también infectados sin recibir ayuda sanitaria



Para Marilinda Sáez no es sencillo su momento actual. A pesar de los síntomas que presenta por estar contagiada con coronavirus, debe sacar fuerzas para levantarse cada día y cuidar a su abuela y a su abuelo, quienes tienen 77 y 73 años respectivamente.

Ambos ancianos son insulinodependientes y tienen otras enfermedades de base que han empeorado desde que dieron positivo al Covid-19. A pesar de los mensajes y correos que Marilinda ha enviado a las autoridades sanitarias, no ha podido lograr que sus familiares sean hospitalizados o llevados a una residencia sanitaria, donde puedan contar con atención médica calificada, misma que ella no ha podido darle al 100%.

Desesperación familiar
El colapso en hospitales como consecuencia de la pandemia del coronavirus se comienza a notar a nivel nacional y eso lo ha podido evidenciar Marilinda Sáez, una chilena que reside en la comuna de San Ramón y que, a pesar de haber dado positivo al PCR, no ha podido ocuparse de sus síntomas y su bienestar, ya que debe cuidar de sus abuelos, quienes cada día empeoran por también estar contagiados con el virus.

Tras decenas de correos y llamadas, el personal sanitario acudió a la casa de estos adultos mayores, y fue al abuelo de Marilinda a quien trasladaron a un centro de salud, pero, en vista a la gran cantidad de personas que estaba en lista de espera, no pudo ser atendido. "Se comprometieron a llevarlo, estabilizarlo y se supone que querían una respuesta del médico para que lo aprobaran de irse a un hotel sanitario. Se fueron de aquí como al medio día y eran las 7 de la tarde y no había una respuesta de nada. Entonces yo tuve que ir a ver qué pasaba con mi tata, ahí lo estabilizaron, pero lo iban a trasladar al (hospital) Padre Hurtado, pero ¿para qué? si ya estaba estable, cuál era la idea de volver a exponerlo en otro hospital”, explicó Marilinda sobre lo ocurrido con su abuelo.

Por su parte Camila González, otra nieta de la pareja, manifestó su preocupación por el trato que recibió el anciano en el centro médico: “Ellos lo llevaron ayer a la Cesfam y lo tuvieron ahí con oxígeno, no le pusieron una manta, lo tenían ahí a puro calcetines, entonces, cómo con esa calidad no nos dan ganas de traerlo para acá”, explicó.
Ayuda domiciliaria
Ambos ancianos se encuentran en su casa con el compromiso de que personal médico de la municipalidad acuda a su residencia para chequear sus síntomas y asistirlo en caso de emergencia. 

La familia de esta pareja ha sido enfática en pedir que la ayuda domiciliaria se cumpla estrictamente, ya que la salud de ambos podría estar en riesgo si no son atendidos por profesionales médicos.

Publicar un comentario

0 Comentarios