Estadio Seguro se inquieta por aglomeraciones de hinchas en los entrenamientos y falta de recintos para los partidos



El departamento que coordina la seguridad en los partidos remitió dos oficios a la que rige al balompié nacional. Solicita precisiones respecto de la seguridad en las prácticas y los encargados de disponerla.

El retorno del fútbol profesional en Chile tiene fecha. El 31 de julio será la jornada que marcará el reinicio del balompié nacional, de acuerdo a los plazos que estableció la ANFP. Sin embargo, las preocupaciones comienzan un poco antes. Al margen de las precauciones sanitarias que están adoptando los clubes para el retorno a los entrenamientos colectivos, Estadio Seguro está preocupado de otro aspecto: las condiciones de seguridad que dispondrán las instituciones para evitar las aglomeraciones de hinchas e incluso la disponibilidad de los recintos en los que se disputarán los partidos, considerando el estrecho calendario en que se condensará el resto de la temporada.
En dos oficios dirigidos al secretario ejecutivo de la ANFP, Matías Rivadeneira, Cristóbal Lladser, el jefe del plan que coordina la seguridad en el fútbol, solicita diversas explicaciones a la entidad de Quilín. Ambos están fechados el 25 de mayo.
El primero requiere información respecto de eventuales cambios en las jefaturas de seguridad, un cargo exigido por ley. El funcionario debe estar acreditado ante la intendencia o gobernación respectiva. Sin embargo, lo más relevante tiene que ver con las medidas de prevención en torno a los entrenamientos. “Con el objeto de poder realizar las coordinaciones de seguridad respectivas con las intendencias y gobernaciones a lo largo del país y con Carabineros de Chile, solicito puedan realizar un levantamiento de información respecto de los recintos que serán utilizados como campos de entrenamientos por los distintos clubes de fútbol profesional una vez que vuelvan a entrenar y las medidas de seguridad básicas que contemplan establecer en dichos lugares, ya que se prevé una alta expectación pública al momento del retorno a los entrenamientos de los equipos de fútbol profesional chileno, lo que podría provocar aglomeraciones de hinchas o medios de prensa en los distintos campos de entrenamiento", consigna la comunicación. También se pide comunicar formalmente las fechas de reinicio de los trabajos, con el objeto de alertar a las autoridades locales y a la policía uniformada para colaborar en la adopción de medidas de seguridad, en caso de ser necesarias.
El segundo oficio está relacionado con la disponibilidad de los recintos deportivos municipales para la organización de los partidos. Lo anterior, considerando las dificultades que hubo a fines de 2019 y a comienzos de la actual temporada y “la estrecha posibilidad de programar partidos que existirá durante el segundo semestre del año en curso, una vez que se reanuden las competencias organizadas por la ANFP, suspendidas por razones de índole sanitaria”, como detalla el documento.
En ese contexto, Lladser pide a los ANFP un completo detalle respecto de la situación contractual que vincula a los clubes con los administradores de los estadios en que actúan como locales y remitirle a su departamento la información respectiva.

Publicar un comentario

0 Comentarios