ENAP impulsa campaña de ahorro entre sus trabajadores

En medio de la compleja situación financiera que vive la empresa, la convocatoria apunta a que los colaboradores levanten y desarrollen ideas que permitan reducir costos y hacer más eficiente la operación de ENAP.

Con el propósito de detectar todo espacio de ahorro y eficiencia que sea posible, ENAP puso en marcha entre sus trabajadores la campaña “Todo Suma: Pon en marcha el ahorro”. A través de ella, se busca que los propios colaboradores sean los protagonistas del esfuerzo de la compañía para salir adelante de la crisis generada por el Coronavirus, que ha golpeado fuertemente la industria del petróleo y refinerías.
En medio de la compleja situación financiera que vive la empresa, la convocatoria apunta a que los colaboradores levanten y desarrollen ideas que permitan reducir costos y eficiente la operación de ENAP. Las iniciativas pueden referirse a procesos, productos o servicios. Lo importante es que se traduzcan en una medible captura de ahorros y mejoras en distintas áreas de la compañía.
La campaña es parte del trabajo que impulsa la comisión Alerta y Control Financiero, que conformó la estatal para hacer frente a una de las tres prioridades definidas por el Directorio y administración para este año: disminuir al máximo las pérdidas financieras. Este objetivo, junto con el de garantizar la salud de los trabajadores propios y contratistas, así como asegurar el abastecimiento de combustible al país, constituyen los focos principales de la compañía para este 2020.
Tal como lo señaló el Gerente General de ENAP, Andrés Roccatagliata, este año será probablemente uno de los más difíciles que enfrentará la estatal, producto de la caída de la demanda de combustibles a raíz del confinamiento global, que ha llevado a márgenes negativos de refinación.
Frente a ello, la empresa definió para este año una meta interna de ahorro de US$ 100 millones y una reducción de las inversiones en torno a los US$ 200 millones, lo que equivale a un 40 % de lo presupuestado.
Para avanzar en esta línea, la administración solicitó tanto a ejecutivos como trabajadores sus máximos esfuerzos para asegurar la sustentabilidad de ENAP. En este contexto, el 99% de los ejecutivos de la petrolera accedió a renunciar alos bonos por concepto de incentivos variables, correspondientes al ejercicio 2020.
En paralelo, se conversó con las dirigencias sindicales para reducir o eliminar, por este año, algunos de los beneficios pactados en los convenios colectivos, lo que fue aprobado por prácticamente la totalidad de los sindicatos. El ahorro que se generará con este acuerdo es equivalente a la donación por parte de los trabajadores de 350 mil canastas familiares de las que hoy el gobierno está distribuyendo.
La campaña Todo Suma viene a complementar estos esfuerzos para fortalecer financieramente a la empresa. La meta es llegar a 100 propuestas. Hasta el momento, se han recibido cerca de 70 ideas, las que serán analizadas por un Comité de Evaluación y apoyadas por un Comité Acelerador para su implementación durante este año.

Publicar un comentario

0 Comentarios