¿Es posible que en Corea del Norte no haya ni un contagio?


Los casos de coronavirus a nivel mundial van camino del millón de afectados, con Estados Unidos liderando la lista muy por encima de los 165.000 casos (datos del martes por la tarde). Los países afectados rozan las dos centenas y en Asia, lugar de nacimiento de la enfermedad (en concreto en Wuhan, en la provincia china de Hubei), pocas naciones se han librado. Aunque el mapa del COVID-19 a nivel mundial arroja una incógnita llamada Corea del Norte. Nada sorprendente, pues se trata del territorio más hermético del mundo y en este caso no está siendo distinto: sin posibilidad de contrastar datos, Pyongyang afirma que el país comunista no cuenta con un solo caso de enfermos por el coronavirus.
Bien es cierto que Corea del Norte fue de los primeros a la hora de tomar medidas extremas para evitar los contagios masivos: cerró las fronteras a finales de enero y cortó los acuerdos de negocios con China, su principal socio, que representa el 90% de sus operaciones, al mismo tiempo que arremetió con fuerza contra el mercado negro que opera al margen el mando del Presidium coreano. También concentró a todos sus diplomáticos en Pyongyang y les impuso una cuarentena de un mes.
Los años de aislamiento del regimen que actualmente dirige Kim Jong-un, hijo de Kim Jong-il y nieto de Kim Il-sung, podrían suponer una evidente merma en su sistema sanitario, aunque no hay manera de saberlo con certeza; Corea del Norte no proporciona datos y tampoco permite la entrada de agentes externos para fiscalizar su labor, ni en el caso de la epidemia ni en ningún otro caso. La inexistencia de afectados por el COVID-19 podría ser real desde una perspectiva simple: si no tienen equipos de testeo de la enfermedad, no pueden detectarla. Pese a que no declara ningún caso, Corea ya solicitó internacionalmente en su momento mascarillas y kits de detección.
Aunque el regimen no admite casos, desde Corea del Sur se sugiere otra realidad. El diario Daily NK, con base en Seúl y cuyo modelo de negocio es conseguir informantes al otro lado de la frontera, afirma que 200 soldados norcoreanos y otras 23 personas han fallecido víctimas del virus y otros 3.700 integrantes del ejercito han sido puestos en cuarentena. Además unas imágenes sacadas como contrabando de Hyesan, localidad fronteriza con China, revelan la desinfección total del pueblo, sugiriendo casos detectados, como ha informado el New York Times.
Mientras, Corea del Norte se empeña en mostrar apariencia de normalidad y sigue con su actividad regular: hace días lanzó dos misiles balísticos de corta distancia sobre el mar de Japón, en unas pruebas que la comunidad internacional tiene vetadas. Kim Jong-un ya advirtió en su mensaje de año nuevo sobre una nueva arma estratégica y una "acción real impactante".




Publicar un comentario

0 Comentarios